Comprendernos mejor

Por encima de nuestro día a día, de nuestras preocupaciones por el paro o por la crisis, hay una realidad y es que 60 millones de extranjeros visitan España cada año. Esto, por razones obvias, es mucho más visible en verano.

Aparte de los beneficios económicos que pueda tener la afluencia masiva de turistas sería conveniente que nos parásemos a pensar en la trascendencia social y cultural que tiene que 60 millones de personas de todo el mundo visiten nuestro país. Eso supone un esfuerzo de acercamiento a nuestro modo de ser, a nuestra lengua, a nuestra Historia, a nuestra cultura, a nuestra idiosincrasia.

Y este esfuerzo de los otros por intentar conocernos como una unidad social y cultural también nos nutre al funcionar como una fuerza de cohesión. Cuando ellos vuelven a sus países de origen no solo contarán con la experiencia singular de haber convivido con  aquellos con los que han tenido un trato directo, sino que hablarán de nosotros —por ese ejercicio de acercamiento— como un todo: “los españoles son…”, “los españoles piensan…”, “España es…”, “En España…”.  Y este hecho —que pudiera resulta ajeno a nosotros mismos— nos confiere una gran responsabilidad al convertir nuestra diversidad en un denominador común: España.

El verano es un buen momento para aprender. Los millones de personas que nos visitan no solo vienen a disfrutar, también vienen a aprender, a nutrirse culturalmente. Por eso podemos aprender que viajar es una forma de crecer, de ampliar nuestros horizontes culturales, aumentar nuestra capacidad de comprender. Y ya sabemos que quien más conoce es quien más disculpa porque entiende los motivos y puede usar ese conocimiento y el diálogo para el cambio positivo. Conocimiento y diálogo son la antítesis de la violencia. Tal vez resulte mucho más lento, pero deja mejores cimientos para el futuro.

El esfuerzo que la Fundación César Egido Serrano ha hecho en el último trimestre para conocernos más y comprendernos mejor está reflejado en las iniciativas siguientes:

http://www.fundacioncesaregidoserrano.com/Noticias-del-Ultimo-Trimestre-de-la-Fundacion-Cesar-Egido-Serrano-y-el-Museo-de-la-Palabra.htm

read more

Nuestra Lucha es Global

Nuestra Fundación no pretende hacer política. Estamos convencidos de que la Palabra como herramienta de convivencia es atemporal y sabemos que si insistimos en esa idea sus frutos serán recogidos por los nietos de las generaciones actuales.

Tampoco la Fundación es insensibles a los fenómenos sociológicos del presente, pero no podemos, ni queremos tomar partido, sino observarlos bajo el prisma de nuestros valores: la supremacía del diálogo sobre cualquier otro medio para la resolución de conflictos.

Por eso nuestro planteamiento es global y abarca a todas las sociedades y países. Como global es la Red y global es el conocimiento que tenemos de las sociedades y países.

El fin de nuestro compromiso es que la comunicación sea Universal y que la Palabra sea la herramienta prioritaria para conocernos, discrepar, disculparnos y convivir. Cuántos problemas nos evitaríamos si comenzáramos a hablar, de todo, sin cortapisas, ¿Cómo podemos llegar a conocernos si no nos comunicamos? Comunicarnos y hablar es imprescindible para comprender la diferencia. Solo así podremos disculpar, mediante el entendimiento.

Si alguien tiene duda de todo esto, le resultará muy difícil comprender el enorme fenómeno sociológico que ha ocurrido en Egipto, Libia, Siria, España, Israel. Simplemente la comunicación a través de las redes sociales provoca la movilización de sociedades enteras.

La democracia ya no es una cuestión consistente en seleccionar un partido para que nos gobierne, si las nuevas generaciones empiezan a pasar de los partidos ¿Es quizá porque están democratizando los problemas internacionalmente? ¿Acaso por eso empiezan a juzgar el comportamiento de los países? ¿Acaso por eso han conseguido cambiar lo que no les gusta de sus países en unas pocas semanas? ¿Hay líderes mundiales? ¿Son necesarios? ¿Son convenientes? ¿Cómo puede ser líder alguien que no conoce la realidad de las redes sociales?

Por lo visto el planeta es cada vez más nuestro país y cuanto más tardemos en descubrir esto mayor será la ola que nos desplace. Y mañana un poco más…

read more

Democracia

Enhorabuena al Partido Popular por su victoria y enhorabuena al pueblo español por su comportamiento. Todo ello me lleva a un par de reflexiones.

Primero: El Partido Popular, Mariano Rajoy y su equipo, han conseguido que la sociedad española considere ser de derechas al menos tan digno como ser de izquierdas y viceversa.

Segunda reflexión: Los medios de comunicación deber ser extremadamente respetuosos con los representantes políticos honestos sean del partido que sean, pues en definitiva son los elegidos por la soberanía popular. Es importante de que el respeto político se asiente en los medios y no sean demonizados ni unos ni otros. Demonizar a los representantes es demonizar a quienes los eligieron.


read more

¡¡Sois los Protagonistas!! No dejéis que os lo interpreten.

Anoche me di una vuelta por la Puerta del Sol y me paseé entre los acampados. Noté en su entusiasmo que están siendo protagonistas de una hermosa utopía y me emocioné (cosas de la edad).

No hay que temer a las ilusiones ¡A veces las Utopías se cumplen!

Entre vosotros pensé que estáis protagonizando un fenómeno nuevo, algo imprevisible y esperanzador. Enhorabuena.

Estáis protagonizándolo pero no interpretándolo. ¡No permitáis que nadie os lo interprete!

Es todo tan bonito que merece la pena, y mucho, que además podáis llegar a ser los protagonistas de vuestro sueño.

Y mañana más…

read more

¡¡No tenemos miedo!!

Fachada del Museo de la Palabra

Fachada del Museo de la Palabra

El Sábado pasado día 23, con motivo del día Internacional del libro salió en el telediario de la tarde noche de la 1 de Televisión Española, una entrevista que nos hicieron en el Museo de la Palabra, que como sabéis es patrimonio de la Fundación César Egido Serrano.

Me produjo una gran satisfacción el exquisito respeto por parte de Televisión Española de el fragmento de la entrevista en el que ponía en valor los 14.253 escritores de 89 países que habían participado en el II Concurso Internacional cuando dije que estos casi 15.000 escritores eran un pequeño ejército numéricamente, casi mayor que el número de soldados que tiene la ONU en el Líbano.

Verdaderamente, esto es lo más medular y piedra angular de la Fundación, que como sabéis, es poner la palabra como herramienta para la convivencia entre Culturas y Religiones diferentes.

Quisiera esta mañana compartir con vosotros una reflexión:

Si la ONU es una institución creada para conseguir la Paz en aquellos países en conflicto, ¿No parece un contrasentido enviar cascos azules con metralletas y tanques para conseguirlo?

¿No serían más convincente enviar a líderes de opinión con mentalidad y formación para la Paz?

Quizá alguien nos pueda acusar de utópicos atacados del famoso virus del buenismo, pero quiero acabar esta reflexión que hago con vosotros con una cuestión, imaginaros los países de África o del Mundo Árabe que actualmente están en agitación, tensión y falta de Paz.

¿No sería más convincente para los jóvenes y no tan jóvenes que por ejemplo, ciertos jugadores de fútbol, del Barcelona, del Real Madrid o de la Selección Española dieran en directo entre sus calles y plazas un mensaje de Paz, que los soldados con cascos y metralletas?

No quiero llevar la razón. Detesto llevar la razón en exclusiva, porque creo que la razón está siempre repartida para todos un poco. Pero, ¿y si la ONU con su enorme poder institucional y su enorme capacidad de convocatoria en los Medios de todo el mundo, llegara a la convicción de que un ejército de líderes de opinión de todo tipo y actividad, es más eficaz que un ejército de cascos azules con metralletas?

Al fin y al cabo, en Egipto, por ejemplo, salieron a la calle cientos de miles de personas convocados por un chaval a través de la red y ya veis si tuvo éxito. Lo nuevo a veces asusta y sobre todo produce miedo a los que están asentados en el establishment.

¡¡No tenemos miedo!!

Si así fuera, el pequeño ejército de casi 15.000 escritores sencillos, sin pretensiones, quizá alguno de “torpe aliño indumentario”, del Museo de la Palabra estaría dispuesto.

Mis queridos amigos, bienvenidos a esta última utopía.

A continuación podéis ver la entrevista de Televisión Española.

read more

La Beneficiosa Función Terapéutica del Olvido

Con independencia de la mayor o menor fe que tengamos en la beneficiosa función terapéutica del olvido como herramienta para evitar rencores y bajas pasiones que nos desequilibran, quizá lo más relevante sea no tanto olvidar, como analizar el hecho de que el odio o el rencor nos debilita.

¿Y si los profetas que propugnan la constante memoria saben que el odio y el rencor nos debilita y por eso nos lo proponen como conveniente y necesario, utilizando para ello a veces argumentos comunes y obviedades enmascaradas como sesudos razonamientos, como que no hay que olvidar para que la historia no se repita?.

¿Qué interés tienen en mantener a la gente en el caldo de cultivo del rencor si saben, como sospechamos, que eso nos hace débiles?

¿Y si fuera verdad todo o parte de lo que aquí expongo?

Que tengáis unos felices, pacíficos y tranquilos días de descanso.

read more

Conseguir con la Palabra los Objetivos Legítimos de la Humanidad

El Olvido nos hace más fuertes

Cómo conseguir con la palabra los objetivos legítimos de la humanidad…Dialogando, hablando y comprendiendo al otro. “Comprenderlo todo es disculparlo todo”.

El edificio más sólido es aquel que tiene por cimientos el diálogo, la comprensión y el olvido. El odio, el rencor y la duda son las termitas que lo corroerán lentamente. ¿Quién ha pensado que el olvido no nos hace más fuertes? El rencor, la memoria y el odio nos hace débiles y nuestra debilidad puede provocar la tentación de los peor formados y con menos consistencia intelectual y cultural, para blindar sus deficiencias psicológicas, culturales e intelectuales. Aprovechándose de la gente, inoculándoles el sentimiento de odio con el pretexto de recuperar la memoria.

Olvidar es un valor positivo y un ejercicio de los fuertes… ¿O a lo mejor son fuertes porque han aprendido a olvidar?

¿Os imagináis que sería de Alemania si se les estuviera recordando y exaltando continuamente el valor de los jóvenes que les acribillaron por saltar el muro de Berlín? ¿Y qué sería de Alemania si se cebaran contra estos otros jóvenes que les dispararon? El olvido les ha hecho fuertes. Saber olvidar es un ejercicio de los fuertes.

En las culturas más mediterráneas, se acostumbra a confundir el olvido y el perdón. El perdón es patrimonio del alma y tiene que ver con la moral. El olvido es patrimonio del “cuerpo” y tiene que ver con su salud. Quien no olvida genera rencor y odios y se convierte en víctima de sus rencores. Hay que ser muy fuerte para olvidar, pero la fortaleza es un valor positivo, y que a veces parece producir miedo o temor en aquellos dirigentes peor dotados culturalmente. La debilidad de sus pueblos les debe dar seguridad.

read more